Image 01

La elección del etiquetado autoadhesivo

por Riojadhesivos el 15 de Septiembre de 2013

EL VINO es un producto que marca un estilo de vida y no hay duda de que la forma de envasarlo despierta el interés del consumidor e influye en su elección. Pues bien, para la identidad de un vino, nada es más importante que su etiqueta.
Las máquinas de etiquetado autoadhesivo ofrecen considerables ventajas técnicas, menores costos de producción y mayor productividad. Los materiales de etiquetado autoadhesivo ofrecen mayor variedad de frontales que los encolados y los resultados de las técnicas utilizadas por el impresor producen un acabado más limpio y preciso.

En la transición al etiquetado, basado en la tecnología autoadhesiva, han influido principalmente dos factores: mayor atractivo y mayor productividad. La decisión de cambiar el encolado por el etiquetado autoadhesivo ha sido promovida por vendedores y diseñadores deseosos de lograr una estética superior que distinga a su producto en el mercado. Cuenta con ventajas estéticas en cuanto a que permiten mayor flexibilidad de tamaños y formas más complejas y divertidas, gráficos más atrayentes y por lo tanto con mayor atractivo en el estante, dentro de una amplísima variedad de papeles entre los que elegir para un comportamiento óptimo en cualquier tipo de ambientes (secos, húmedos, congelados, grasientos, etc.). Asimismo, y a diferencia de las etiquetas de papel encolado, las autoadhesivas son capaces de conservar el mismo atractivo estético tanto en el frigorífico como sumergido en cubitera.

Lo segundo, la productividad.
Las empresas han descubierto también que la etiqueta autoadhesiva es más cómoda para el usuario que la tradicional de cola, por lo que ahora apoyan decididamente su uso. Han comprobado que el etiquetado autoadhesivo es considerablemente más limpio. La limpieza periódica en las líneas de encolado, es ya cosa del pasado.

Volver